La respresentación gráfica sobre qué es la compra programática

Qué es la compra programática: ¿el futuro del Marketing online?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Para entender qué es la compra programática hay que remontarse a los inicios de la publicidad. En las agencias siempre hemos tratado de conectar los anuncios con los medios y soportes que entendíamos que eran los más afines para llegar a nuestra audiencia. Así, la irrupción de nuevas estrategias publicitarias sustentadas en medios digitales está llevando al marketing digital a experimentar otro tipo de enfoques.

Ahondar en qué es la compra programática nos permitirá optimizar los presupuestos publicitarios con el fin de impactar, únicamente, a aquellos clientes que tienen un interés real en los productos que se publicitan.

 

Qué es la compra programática para el marketing de resultados

La estrategia de la compra programática se basa en un modelo de publicidad digital que ahorra tiempo e impresiones para conseguir resultados. Esto se debe a que la principal ventaja de la compra programática es que elimina la posibilidad de llegar a aquellos usuarios que potencialmente no tengan interés en los productos o servicios que se anuncian.

La compra programática, junto con las redes sociales, supondrá en los próximos años y según los expertos y diferentes estudios realizados, el modelo de compra que mayor crecimiento experimentará.

No olvidemos que la compra programática y las redes sociales también permiten emitir formatos en vídeo, lo que sin duda constituye una de las tendencias en auge.

Además, las redes sociales y el vídeo, también han aumentado su inversión gracias a la transición hacia la compra programática (big data, el targeting más sofisticado, etc.).

No obstante, para realizar con éxito la compra programática, lo recomendable es contratar el asesoramiento de una agencia de marketing online con certificado de Google Partners.

 

¿Por qué bajan las inversiones en display?

La última edición del Barómetro digital ya auguraba un futuro prometedor para este tipo de prácticas novedosas en inversiones de marketing online. Según los datos del estudio, centrado en el uso de nuevas tecnologías por las empresas españolas, las inversiones en las campañas de display marketing bajaron del 41% en 2015 hasta el 18% en 2016.

Este descenso de la inversión se traslada mayoritariamente a la compra en marketing de buscadores y en redes sociales, donde ambos funcionan bajo el modelo de compra a CPC (coste por click). Consecuentemente, el display cedió al SEM -campañas de Adwords, principalmente- la primera posición en la partida del presupuesto de marketing digital el año pasado.

 

El futuro de la compra programática

Tanto las agencias como los anunciantes hemos cambiado el rumbo durante los últimos años, dirigiéndonos, así, hacia el marketing de resultados. Y, hasta la fecha, el único sistema que nos permitía optimizar las inversiones era el marketing en buscadores, a través de estrategias basadas en Keywords (palabras clave) y optimización de los resultados.

Existen otras razones por las que ha bajado la inversión en display; uno de los motivos principales es la rápida transición a la publicidad móvil, que en muchas ocasiones trabaja con la modalidad de coste por click (CPC), y la posibilidad de optimizar los resultados.

Es cierto que la publicidad en display seguirá su curso y, como pasó con el banner (que desde siempre se ha querido enterrar), la publicidad en display seguirá evolucionando.

Los boots, que ya representan 1 de cada 2 visitas al site según algunas fuentes, seguirán siendo uno de los grandes males de la publicidad. Por lo tanto, no es de extrañar que agencias y clientes, en primera instancia, hayan optado por hacer publicidad. Siempre que los resultados acompañen, claro.  

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*