¿Qué hacemos con los AdBlock?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según diferentes estudios, los bloqueadores de anuncios que se instalan en los navegadores, los conocidos como AdBlock, ya han supuesto unas pérdidas de ingresos publicitarios de entorno los 22.000 millones de dólares en lo que va de año a nivel mundial, según un informe publicado por Adobe y Page-Fair. Esta cifra podría llegar hasta los 41.400 millones en 2016.

No cabe duda de que estamos frente a un problema que afecta no sólo a los medios de comunicación, parte interesada en dar solución a este bloqueador, sino también a los anunciantes, agencias y otros players del mercado relacionado con el marketing digital. Por eso, no extraña saber que Google estaría dispuesto a pagar hasta 25 millones de dólares para deshacerse de AdBlock.

Es un problema de gran calado. Por un lado, a nivel europeo ya hay más de 75 millones de usuarios que utilizan este tipo de bloqueadores publicitarios.

Por otro lado, la inversión publicitaria que tiene diferentes lecturas. Se invierte menos en publicidad que en años anteriores y, además, parte de la inversión que deja de ingresar el medio papel, tampoco va al medio Internet. Es decir, que no hay un trasvase de ingresos sino que, simplemente, desaparece.

La crisis galopante que siguen sufriendo los grandes grupos de comunicación, léase Prisa, Unidad Editorial, Grupo Godó, Vocento, etc… también se ve afectada por este tipo de bloqueadores.

Entonces, ¿cuál es la solución para los Adblock?

La solución es difícil de hallar. Pero dada la magnitud del problema, ideas de cómo solucionar esto no han faltado. Así, el presidente de WPP Digital President David Moore sugirió que a partir de un mismo día se obligase a que las 100 páginas web más visitadas del mundo dejasen de permitirle el acceso a quienes tuvieran activados bloqueadores de publicidad.

Pero la cosa no terminó aquí, e incluso a través de la IAB se están planteando acciones legales para terminar con el abuso de dichos bloqueadores.

La evolución y el uso creciente que han tenido los AdBlock desde los inicios -empezaron por bloquear principalmente los Pop-ups-, ha ido in crescendo hasta llegar incluso a bloquear los spots en vídeo.

Es por ello que, recientemente, se descubrió que Youtube empezó a esquivar los bloqueadores, obligando a quienes tengan activado algún tipo de bloqueador de anuncios a ver enteros vídeos publicitarios de hasta 3 minutos de duración.

La última respuesta a este bloqueador la ha ofrecido el Washington Post. El periódico americano ha comenzado, de forma intermitente, a redirigir los usuarios que usan los bloqueadores a una página de suscripción al periódico o a pedirles que desactivaran el bloqueador. Es decir, ya que no puedo rentabilizar tu visita a través de la publicidad, paga por consumir mi contenido.

WP block

Como comenta un portavoz del Washington Post, son “muchas las personas que reciben nuestro contenido online gratis. Con la publicidad digital cubrimos sólo una parte del coste. Sin los ingresos a través de suscripciones o publicidad, no somos capaces de hacer el periodismo que se espera de nosotros. Actualmente estamos realizando una prueba con algunos enfoques diferentes para ver lo como conseguir que estos lectores habiliten de nuevo los anuncios en el site The Washington Post, o bien se suscriban”.

No sabemos si será esta una solución o, directamente, la solución. Creemos que un acuerdo entre los principales partners y players del sector, impidiendo el acceso a los contenidos de aquellos que tuvieran el bloqueador, supondría un revulsivo para el mercado. Pero, ¿quién le pondrá el cascabel al gato?

Si estás interesado en mejorar tu presencia en la red, te animamos a que descubras nuestros servicios en marketing digital, y contactes con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*