Representación de la subasta digital

¿Qué tipos de compra programática existen?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La estrategia digital se va volviendo cada vez más imprescindible para las empresas del siglo XXI: tener presencia en Internet es condición sine qua non para triunfar en el mundo empresarial.

La primera cuestión que un negocio debe plantearse a la hora de elaborar la estrategia digital es su objetivo primordial. Notoriedad, prestigio, conversión, alcance… el objetivo es clave para poder trazar y diseñar el camino hacia el éxito. Y esta afirmación toma especial fuerza cuando se opta por la compra programática. Por ello, en este artículo te explicamos las diversas modalidades de RTB con sus respectivas particularidades.

Tipos de compra programática

El RTB es un tipo de publicidad digital que ha actuado como un revulsivo a nivel estratégico. Aunque este fenómeno todavía es muy reciente, no cabe duda de sus grandes ventajas competitivas, al optimizar los impactos publicitarios de los negociosEstos son los principales tipos de compra programática que existen:

  1. Open RTB: este es, sin lugar a dudas, el tipo de RTB más conocido y extendido en el mundo. Es el basado en un sistema de pujas en conexión entre todos los medios a través de subasta abierta. Una de sus grandes ventajas es que no es necesario pedir ningún tipo de permiso. No obstante, no puede pasar por alto su gran inconveniente: el inventario no está garantizado. Es decir, los medios dejan aquellos espacios que no han sido vendidos, por lo que existe el riesgo de que se acabe el inventario.
  2. Subasta privada: aquí los publishers dejan inventario que suele ser de gran calidad. La gran particularidad de esta subasta es que se accede por invitación, y su gran beneficio es que la venta a través de esta modalidad es prioritaria, es decir, se venderá antes a alguien que compre a través de esta modalidad que a alguien que compre a través del “Open RTB”. Además, hay más transparencia en el proceso de compra-venta. La subasta privada se realiza en lo que se llama un “Private Market Place” (PMP).
  3. Preferred deals: este tipo de compra programática tiene precio fijo, por lo que técnicamente no es una subasta. Se basa en pactar un precio con el medio, aunque, como sucede con el “Open RTB”, el inventario no está garantizado.
  4. Programática garantizada: esta es la modalidad más novedosa. Al igual que ocurre con la “Preferred deal”, con la programática garantizada se puede negociar precio de inventario. Sin embargo, la gran diferencia es que en este caso, la programática garantizada sí tiene un inventario garantizado. Asimismo, la planificación de la compra se torna más sencilla en esta modalidad.

El objetivo común de los tipos de compra programática

La compra programática, mediante sus distintas modalidades, tiene como función principal la de optimizar las campañas publicitarias de las empresas. Pero, ¿cómo?

  1. Mediante anuncios display, la compra programática permite dirigirse a una audiencia concreta. Además, posibilita que la publicidad aparezca en el momento y en el espacio que mayor impacto provoque en el target.
  2. Gracias al RTB, el proceso de compra y venta de espacios publicitarios se agiliza, debido a la automatización del procedimiento y a la posibilidad de controlarlo en tiempo real.

Contar con el asesoramiento de los profesionales de una agencia de marketing digital es clave para elegir el tipo de compra programática que mejores resultados otorgará a un negocio en particular.

Nuestra apuesta por la compra programática está respaldada por la experiencia en este ámbito estratégico. ¡Contacta con nosotros y pon rumbo al éxito!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*